sábado, 12 de marzo de 2005

Kawabata Underlined



Yasunari Kawabata, País de nieve, segunda parte. “—¡Anda, ve a echar una ojeada al cuarto de las Camelias, Komako!” (p.104)
ш
“Me ha despertado un sueño: estaba poniendo orden en la casa de la mujer que enseña el arte de las flores.” (p.115)
ш
Un alto muro de tierra aparecía coronado por las finas gramíneas de otoño, graciosamente inclinada bajo el peso de sus flores, mostrando, a lo largo de su tallo, las lanzas de las hojas delicadas y atrevidas, como un chorro de agua. Vio a Yoko arrodillada en una alfombrilla de paja, al borde del camino, batiendo judías secas a la luz del sol. De las vainas resecas, los granos saltaban ante ella como gotas de luz. (...) De rodillas, el busto erguido y las piernas ligeramente abiertas...” (p. 116)
ш
“¿Acaso el hombre no amaba precisamente gracias a la finura de su piel, a través de su suavidad y tersura? Y mientras mantenía la mirada perdida en la montaña vespertina, aquella idea barroca hizo nacer en él el deseo sentimental de la caricia de una piel humana.” (p.118)
ш
Lejos de Komako, pensaba en ella constantemente. Sabiéndola tan próxima, su deseo del contacto de una piel, de una delicada y transparente piel humana, participaba más del ensueño que del ardor carnal, y se convertía en una nostalgia pareja a la que despertaba en él la magia de las altas cumbres.” (p.119)
ш
“Shimamura se desperezó, bostezó y estrechó en su mano la que Komako había apollado en su rodilla, acariciando sus pequeños dedos endurecidos por el samisén.”
(pp 119-120)
ш
“—He venido directamente desde el bosque de cedros. [...] —¡Vaya pajarillo madrugador!”
(p.121)
ш
“—Eres un hombre de corazón simple y recto, ¿verdad? Una persona fundamentalmente buena... Y hay algo que te entristece.”
(p.124)
ш
—Todo se rompe en pequeños fragmentos —respondió Shimamura, pensativo.”
(p.124)
ш
“Paseando...Ni una sola flor.
(p.125) k
Yo, por mi parte, a la dueña de la camelia no me quedó más que decirle:
Kawabata nos lo dijo en su país de nieve: el ardor perdura en las palabras escritas con el fuego de la flor. ¡Aiko!

2 Comments:

Blogger maría paz said...

Hola querido amigo, no has subido nada nuevo para poder leerte, espero q lo hagas pronto. Escribeme algo en el Blog, me gusta tener tus palabras en mi página.
Te dejo un abrazo y muchos saludos
chau

31 marzo, 2005 19:02  
Blogger VieSecret said...

Hola, Mari Paz, cuánto tiempo, sin saber de ti. ESpero que sigamos en contacto.

22 diciembre, 2005 12:35  

Publicar un comentario

<< Home