sábado, 27 de noviembre de 2010

Los tres girasoles

Paul Klee, Neue Harmonie, 1936
Has vuelto a mirar nuevamente los tres girasoles que plantaste en tu pequeña azotea. Tres semillas que dejaste caer en la tierra de aquel tiesto ya ocupado por otras de tus plantas aromáticas. Siempre has tenido buena mano para las plantas y sabías que más tarde o más temprano acabarían naciendo los pequeños brotes verdes, tiernos, de las que ahora son tres grandes flores amarillas. Las flores miran erguidas hacia los cielos dilatados. Giran su reloj que se alza en el mástil verde, suspendido en las tierras mínimas. Y giran sus aspas contra la negrura de los tiempos.
Has sido tú, madre, quien ha obrado el milagro, el difícil nacimiento de la luz amarilla en esta penumbra en la que aún crece mi ignorancia.

9 Comments:

Blogger Antonio Martín Sosa said...

Gracias, Régulo, por este poemita.

28 noviembre, 2010 07:32  
Blogger Ramiro Rosón said...

“Y giran sus aspas contra la negrura de los tiempos”.

Aun en la negrura de los tiempos hallamos signos de esperanza, como esa luz amarilla de los girasoles. Signos que aparecen aislados, humildes, diminutos, pero que encierran un poder de sugerencia insospechado. Hermoso texto, al igual que el cuadro de Paul Klee, donde los rojos, amarillos y verdes parecen moverse flotando sobre los ocres y grises.

Un saludo.

28 noviembre, 2010 20:37  
Blogger Régulo Hernández said...

Muchísimas gracias por los dos comentarios.
Querido Antonio, ya me conoces,y sabrás que a esto yo no puedo llamarlo poema, ni poemita siquiera. Es sólo una nótula, una brévula, una "posma" mínima de letras...
Gracias también, a ti, Ramiro, a quien aún no tengo el placer de conocer. Soy un osado, sí, al colocar una obra del maestro Klee junto a esta humilde nota.
Saludos

28 noviembre, 2010 21:21  
Blogger Rafael-José Díaz said...

Nótula, brévula o "posma", lo indudable, amigo Régulo, es la intensidad de esas pocas palabras que con sabia elegancia y con auténtica emoción convocas a la rueda giratoria de una vida acaso mayor que nuestra vida... Gracias y un abrazo. Rafa

30 noviembre, 2010 19:11  
Anonymous Anónimo said...

Estimado Régulo, me has dado esta tarde una palabra que me ha llevado de mano a la infancia, y es la palabra "posma". O sea, no me la has dado, ya la tenía yo olvidada y de nuevo ha sido un nido sonoro... Antonio Martín Sosa.

01 diciembre, 2010 17:23  
Blogger Régulo Hernández said...

Gracias, Rafa; gracias, Antonio. Alegra saber que aún puedo regalar alguna palabra.
Un abrazo.

01 diciembre, 2010 21:39  
Anonymous Anónimo said...

No estaría mal que a tus tres girasoles les acompañaran "las tres gotitas de agua", fábula escrita por Coelho Netto (1864-1934). Espero te guste:

El Alba pasó una mañana cerca de una camelia y oyó pronunciar su nombre por tres gotas cristalinas.
Se aproximó; luego posándose en el corazón de la flor, preguntó cariñosa:

-¿Qué desean de mí, gotas brillantes?

-¿Que vengas a decidir una cuestión- dijo la primera-.Somos tres gotas diferentes reunidas en diversos puntos. Queremos que digas cuál de nosotras vale más y cual es la más pura.

-Acepto; habla tú, gota brillante. Y la primera gota trémula habló así:

-Yo vengo de las altas nubes; soy hija de los grandes mares; nací en el ancho océano. Después de andar por mil borrascas, una nube me absorbió. Fui a las alturas, donde brillan las estrellas, y de allá, rodando entre rayos, caí en la flor en la que descanso ahora. Yo represento al océano.

-Habla tú, gota brillante-dijo el Alba a la segunda.

-Yo soy el rocío que tiembla sobre los lirios; soy hermana de la Luna; soy hermana de las tinieblas que se forman en cuanto llega la noche. Yo represento al amanecer del día.

-¿Y tú? Preguntó el Alba a la más pequeña.

-Yo nada valgo.

-Habla: ¿de donde vienes?

-De los ojos de una madre. Soy una lágrima.

-Esta es la de más valor, es la más pura.

-Pero yo fui océano...

-¡Yo atmósfera!...

-Sí, trémulas gotas; mas esta fue corazón...

Y el Alba desapareció por la región azul, llevando a la gota humilde

19 diciembre, 2010 21:44  
Anonymous Anónimo said...

Una pequeña delicia!
K.

27 diciembre, 2010 13:42  
Blogger Régulo Hernández said...

Gracias, K. Nos vemos pronto.
Gracias, Anónimo, por tu aportación.
Saludos.

27 diciembre, 2010 16:45  

Publicar un comentario

<< Home