sábado, 22 de enero de 2011

Vacío

Michael Dumontier & Neil Farber Inc.
Llevaba años temiéndolo. Vigilaba con recelo el más mínimo hueco, intersticio, rama, hierro, bache, tornillo. Todo con el fin de evitar la caída final. Nunca pensó que habría de ser él mismo su propio verdugo. Sin obstáculo, sin trampa alguna, aquella mañana sin pájaros cayó torpemente en su propio vacío.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Me gusta!!!
Bsss.
K.

26 enero, 2011 23:34  
Anonymous Anónimo said...

Los Ditirambos Dionisíacos (1888) constituyen el único libro de poesía que deja publicado el filósofo alemán F.Nietzsche. En él hay un poema que me recuerda lo que tú has escrito como "Vacío" y que se tiula "Entre Rapaces".Te cito un fragmento y te invito a que lo leas en su totalidad.

¿Para qué ser tan tenaz?
-se mofa cruel-:
hay que tener alas cuando se ama el abismo...
no hay que estar colgando
como tú ¡colgado!


Saludos
Emma

23 febrero, 2011 22:38  
Blogger Régulo Hernández said...

Gracias, K; gracias, E.
Alegra saber que alguno de estos granos gusta a alguien.
Saludos.

25 febrero, 2011 11:15  

Publicar un comentario

<< Home