martes, 23 de agosto de 2011

Papeles falsos

Recordar, dicen los etimólogos, significa "traer de nuevo al corazón". El corazón, sin embargo, no es más que un órgano desmemoriado que bombea sangre. Es mejor no recordar nunca nada. También es mejor leer como un lector olvidadizo que, habiendo soslayado temporalmente el final, goza cada momento del recorrido sin esperar la indulgencia de un final que ya conoce. Recordar, releer: transformar el recuerdo: sutil alquimia que no concede el don de reinventar nuestros pasados.

Valeria Luiselli, Papeles falsos, (VIII. Mudanzas: volver a los libros), sexto Piso, Madrid-México, 2010, p. 87

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

...
Recordar así, también... :)

K.

24 noviembre, 2011 00:24  

Publicar un comentario

<< Home