sábado, 22 de octubre de 2011

Pierre Bastien

He de reconocer que yo no conocía la obra de Pierre Bastien hasta que compré hace ya algunos años el disco Oblique sessions, fruto de la colaboración de Pascal Comelade, Jac Berrocal, Jaki Liebezeit y el propio Pierre Bastien. Por supuesto, lo compré porque era un disco de Comelade, ese misterioso músico catalano-francés-pirenaico-limítrofe-fronterizo que juega a hacer una música mágica con instrumentos de juguete y que siempre me ha fascinado. Compré el disco en Francia, en alguna de las tiendas de Gibert Joseph, y al fijarme ahora en sus permisos y créditos en letra pequeña veo que, curiosamente, estaba distribuido por la misteriosa empresa locus solus.

Francis Picabia, Totalizador, 1922. Vegap, Madrid 2011 Ahora voy entendiendo un poco más. En esa época yo aún no había leído la magnífica novela homónima de Raymond Roussel. Conocía, sí, sus Impresiones de África, pero no ese "locus solus", ese parade, de extrañas invenciones mecánicas. El tiempo te va haciendo unir los hilos que relacionan a Bastien con Roussell. Al parecer el músico francés llegó a escribir una tesis sobre Roussel. En estos días se inaugura en Museo Reina Sofía la exposición Locus solus. Impresiones de Raymond Roussel y con motivo de la muestra Pierre Bastien dará un concierto con dos pases. Al día siguiente, el 28 de octubre, Pierre Bastian actuará en Tenerife, en el Espacio Cultural El Tanque, dentro de la programación Keroxen 2011.
¿Qué mejor lugar para escuchar la música de este francés apasionado por el dadaísmo o por Roussel que este imponente recinto industrial, este pertinaz tanque de sueños mecánicos? (Aquí, a la derecha, pueden ver ese mágico espacio en una imagen de Teresa Arozena)

lunes, 17 de octubre de 2011

Botones blandos

DESPEDIDA
En el centro de un punto diminuto y casi desnudo hay algo agradable que decir hacia lo cual te guía la muñeca. La muñeca te guía. ENAGUAS
Un blanco claro, un pudor, una manchita de tinta, un hechizo rosado. DIBUJO
Lo que esto significa es entera y verdaderamente la cuestión, o por mejor decirlo es mejor mostrarlo hacia los repentinos lugares, mejor elevar la longitud y nada más ancho, cualquier cosa entre mitades. AGUA QUE LLUEVE
Agua asombrosa y difícil que hace en conjunto el latido y el prado.
Gertrude Stein, Botones blandos, Edición de Esteban Pujals Gesalí, Abada Editores, Madrid, 2011
[…Cabe hablar de la producción de Stein en estos años, y de Botones blandos muy especialmente, como de una práctica «cubista» en la que la exploración de los recursos expresivos del medio verbal se lleva a cabo en gran medida y de manera insólita a costa de una referencialidad que nunca había sido interrogada anteriormente desde la escritura.]
[…la lengua puede mirarse hacia sí misma mirando hacia otra cosa, se sondea y se lame…]
[…el texto no aspira a describir cosa alguna, sino que se enrosca sobre sí mismo…]
(de la introducción de Esteban Pujals Gesalí)

Etiquetas: