jueves, 16 de febrero de 2012

Inagotable Savinio


Alberto Savinio - Objetos en el bosque

La lectura de Nueva enciclopedia de Alberto Savinio me está ofreciendo grandes regalos. Desde que este libro fue publicado por Acantilado, lo he tenido como lectura pendiente y desde el mes de enero he estado degustándolo lentamente. Ahora justamente que algún suplemento literario se ha dedicado a preguntar a escritores conocidos y no tan conocidos cuál es su autor secreto, vale la pena recordar aquí a éste, el hermano de Giorgio de Chirico, también pintor, pero ante todo un gran escritor, obsesionado por la forma, por la palabra, por la etimología sobre todo, que es la que nos lleva a la raíz de la palabra verdadera, a la comprensión más profunda del Verbo.

Escrita al modo de un diccionario personal en la línea de otras obras esenciales, como el Diccionario del diablo de Ambrose Bierce, el Diccionario de lugares comunes de Gustave Flaubert o Abecedario – Diccionario de una vida de Czeslaw Milosz, esta enciclopedia personal de Savinio contiene entradas que se convierten en verdaderos ensayos. Pero lo que más me gusta de su lectura es el placer de ir acompañándola con el subrayado de algunas líneas, de algunos apuntes que se han ido convirtiendo en pequeños hitos reflejados en mi propia vida:

Alberto Savinio
«El hijo, que metafísicamente, es la tumba del padre»

«La poesía tenía una parte sacra, pero activa, en la vida (ciertas cosas, las más augustas, las más misteriosas, sólo podían decirse en poesía)…»

«Con tanto mayor motivo continúa andando el alma, corriendo más bien, después de que el hombre se detenga, si tenemos en cuenta que anima viene de ànemos, o sea que está hecha de viento»

«Los que tienden al hermafroditismo sienten por su madre algo más que amor: un culto que, una vez muerta la madre, transfieren a veces a otra mujer “materna”»

«La amistad precede al amor no solamente en el orden alfabético, sino también en el moral, y es la forma de amor más pura y desinteresada.»

« El descubrimiento etimológico es una "iluminación".»

«La etimología es la psicología del lenguaje, el modo de penetrar en el alma de las palabras.»

«En frente de mí, en una habitación de un hotel hoy desaparecido, vivía una mujer cuyo rostro no vi nunca porque no se asomaba a la venta más que de noche y con la luz apagada, y entonces se pasaba la horas muertas apoyada en el alféizar fumando cigarrillos y mirando a la calle.»

«[…]ya que el fin de la cultura es dar a conocer el mayor número posible de cosas, y ya que conocer una cosa equivale a destruirla, el fin supremo de la cultura es la ignorancia.»

«¿Os habéis preguntado alguna vez por qué la vida es hoy tan rápida, tan fluida, tan ágil? ¿Os habéis preguntado por qué pasa más rápidamente el tiempo?...[...]es por que la vida de hoy es completamente horizontal y el tiempo no encuentra obstáculos en su camino.»

«Aquel rapsoda era viejísimo y ciego como Homero, o más aún que Homero, porque la ceguera de los rapsodas antiguos era ceguera figurada y garantí de su buen canto, de la  misma forma que en las Islas Canarias ciegan todavía a los canarios para que canten mejor, mientras que la ceguera de "mi" rapsoda no era figurada, sino real.»

«La vida social, la vida colectiva, emponzoña el organismo del hombre. Tanto preocuparnos de los perjuicios que causan el alcohol, el tabaco, y nadie se preocupa de los perjuicios del colectivismo.»



4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Me alegra, Régulo, que coincidamos en gustos... Sabinio está entre mis autores secretos y predilectos desde que un día leyera "Contad, hombres, vuestra historia". Paco León

16 febrero, 2012 19:08  
Blogger Régulo Hernández said...

Me alegro mucho, amigo mío. Yo, en cambio, lo descubrí con "La infancia de Nivasio Dolcemare". Abrazos hasta tu galaxia.
R.

16 febrero, 2012 22:24  
Blogger Afur said...

Hola Regulo, acabo de encontrar tu blog, que desconocía, a través del de Rafael José. A mí también me fascina Savinio y he disfrutado mucho con su enciclopedia. Siempre me ha extrañado el silencio editorial que cayó sobre este libro durante años. Por cierto que también urge una reedición de una sus obras, supuestamente menor pero extraordinaria, Maupassant y "el otro", en su día en Bruguera.

Un saludo. Joaquín Ayala

04 marzo, 2012 18:16  
Blogger Régulo Hernández said...

Amigo Joaquín, ¡qué alegría! Bueno, como ves, esto no son más que pequeñas notas sin interés. Tengo entendido que la editorial Acantilado también está preparando una nueva edición de ese "Maupassant y el otro" de Savinio, que yo nunca he leído.
Un abrazo y gracias por la visita.Para otra vez pongo la cafetera al fuego.
R.

04 marzo, 2012 19:51  

Publicar un comentario

<< Home